La Gaceta: Economía y Motor

Julio 11, 2011 0 Comentarios

Alejandro Vicario, director general de CGA
"Cualquier coche puede pasar la garantía en un taller independiente"

CGA es un grupo de empresas distribuidoras de recambios de automoción. Es el tercer grupo a nivel nacional, factura 300 millones y tiene 200 puntos de venta en España. CGA posee cuatro redes de talleres, con más de 400, en régimen de franquicia. Alejandro Vicario, es además de su director general, miembro del comité ejecutivo de Ancera (Asociación Nacional de Recambistas) y presidente de Aervi (Asociación de Recambistas de Vehículo Industrial).

-¿Qué es CGA?
-Es una empresa dedicada a la distribución de recambios. Como todas las empresas que quieren evolucionar en el sector, la nuestra se ha agrupado para conseguir mayor calidad, mejor distribución y que el usuario esté bien atendido. Nuestro grupo es el tercero de distribución en España y eso hace que se pueda servir rápidamente y con una garantía total cualquier tipo de recambio, a los talleres libres o al usuario.

-¿Cómo se enfrentan los talleres a la crisis?
-Es verdad que el conductor tarda más en llevar el coche al taller. Si no es causa necesaria para el movimiento del vehículo, es muy difícil que el propietario lo lleve a reparar, por culpa de la economía y las malas perspectivas. La forma de ayudarle hoy es darle, por lo mismo, mejores servicios, creando una serie de franquicias en las que pueda encontrar lo que necesita, desde el marketing, la publicidad, la logística, el que disponga de los recambios en el momento, que esté asegurada la calidad de los mis mos, que sean originales y que estén al mejor coste posible. Y de ahí nuestras redes de talleres.

-¿La ley europea ha ayudado a los talleres no oficiales, en cuanto a revisiones y garantías?
-Ancera tiene una relación directa con Europa y con las leyes que se están tomando para mejorar la libre competencia y beneficiar al usuario. Ha salido el reglamento en la distribución de recambios y con él la denominación definitiva del recambio original, que, para que el usuario esté informado, es cualquiera que esté puesto en el vehículo de origen y no tiene que ser de su marca, sino del proveedor que suministra a la marca.